Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


viernes, 21 de febrero de 2014

DIA INTERNACIONAL DEL GUIA DE TURISMO

"Una vez al año ve a algún lugar donde nunca hayas estado antes” Dalai Lama

Hoy se celebra el día internacional del guía de turismo, algo que casi nadie sabe. Hay tantos días internacionales que desconocemos a qué se dedican... Hoy es uno de ellos.
Esta foto es de una visita guiada que hice con un grupo de turistas franceses hace unos años. Es la calle Libreros, con la Clerecía al fondo.


¿Qué es un guía de turismo? ¿Cuál es su función? Un guía te enseña una ciudad, sí, pero mucho más que eso. Un libro te cuenta cosas, pero un guía tiene que encantarte, enamorarte... llevándote en un viaje a través del tiempo hacia otra época, para enseñarte no solo en que año se construyó un edificio; te contará también el porqué de su construcción, el momento histórico, la vida de la ciudad... Un guía habla de historia, arte, leyendas, anécdotas, costumbres, gastronomía, folklore... Podrías encontrar mucha información leyendo varios libros, o en internet, pero un guía te lo hace vivir y sentir. 
Un guía te ayuda a descubrir la magia de una ciudad... 
Lo primero que tenemos que diferenciar es el guía acompañante o guía correo y el guía oficial de turismo que tiene habilitación para explicar una ciudad. El guía correo o guía acompañante no puede explicar desde el momento en que se baja del autocar. Lo que hace es acompañar durante un circuito a los turistas. Pero en el momento que llega a una ciudad y se baja del autocar tiene que dejar paso al guía oficial de turismo habilitado por el organismo competente para ejercer estas funciones en la localidad donde se encuentra. 
No es guía aquel que te encuentras en la puerta de un monumento y te cuenta unas cuantos chascarrillos y te pide dinero por haberte enseñado la rana o el astronauta. Lo que te va a contar se lo ha aprendido de memoria en un librito, lo ha buscado en internet sin fijarse en la procedencia de la información, o "ha oído campanas" y luego las hace repicar como más le gusta. 
Sin embargo, no deja de llamarme la atención el número de personas que les hacen caso. En una fachada de la catedral de Salamanca hay una figura que está muy sucia, no entiendo cómo la gente sigue tocándola. El "guía improvisado" que allí está en época de afluencia turística, les dice que froten el conejo con la mano porque es el conejo de la suerte. Y allá van todos a tocarlo... Y no solo eso, en muchas visitas me preguntan a mí porqué está tan sucio y les explico el motivo. ¡Increíble! Siempre hay unos cuantos que se van a tocarlo a pesar de todo, "por si acaso..." Por cierto, también les cuento que no es un conejo, es una liebre... 
Pero estos no son los peores a pesar de la mala imagen que dan de la ciudad a los turistas, que es realmente deplorable. Los peores son todos aquellos que acompañan a los grupos y además les enseñan la ciudad como si tuvieran habilitación para ello, contando cosas que muchas veces no son ciertas y dando su opinión subjetiva de la ciudad, algo que nunca debe hacer un guía oficial. 
Cuando vayáis a hacer una visita guiada en una localidad, debéis exigir al guía su carnet, que debe estar habilitado por el organismo competente; en el caso de Salamanca por la Junta de Castilla y León, y que todos los guías tenemos obligación de llevar puesto en un lugar visible (abajo podéis ver el mío). No vale cualquier carnet que diga que es guía. En la foto de arriba podéis ver como lo llevo puesto.
En Salamanca tenemos actualmente policía turística y gracias a eso, cada vez es más difícil poder hacer una visita guiada sin tener habilitación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario